martes, 10 de febrero de 2015

REGLA ESPIRITUAL DE TRES SIMPLE

Mientras mas pecado hay en nosotros mas conscientes somos de nosotros mismos y menos de Dios.

Cuando Adán y Eva pecaron comenzaron a mirarse a sí mismos, y se vieron desnudos y huyeron de Dios. Sentían vergüenza, y miedo, y se vistieron con hojas de higuera. David cuando codició y pecó se vio desnudo espiritualmente y quiso ocultarlo vistiéndose de engaño y luego asesinato.

La solución para Adán y Eva era el vestido de pieles, y para David el salmo 51. Te sientes débil, con vergüenza, dices "yo no puedo, yo no sé, que lo haga otro?" No creas que eso es humildad, eso es incredulidad, y la incredulidad prueba que hay pecado.

¿Cuan consciente soy de Su presencia? Acerquémonos ahora mismo ante el trono de la gracia limpiemos nuestra conciencia, lavémonos con agua pura.

Mientras mas conscientes seamos de lo grande que es nuestro Dios.... en Él haremos proezas... Eso también es una regla espiritual de tres simple...

H. A. G.